Jardines Con Historia

Ultimo episodio
Jardines Con Historia

En la ciudad de Vigo, y formando parte del conjunto del Parque de Castrelos, el Pazo de Quiñones de León y sus jardines históricos son un buen testimonio de las diversas modas paisajísticas del siglo XIX.

¿No quieres perderte nada de Jardines Con Historia?

Luego configura una alarma para que podamos mantenerte informado de nuevos episodios por correo electrónico de forma gratuita. ¡Conveniente!

Temporada 4
Como una atalaya sobre la ciudad de Granada, se alza, desde principios del siglo XX, uno de los cármenes con más personalidad de la ladera del Mauror.
Construido sobre una antigua fortaleza militar, el Parc de la Ciutadella es uno de los gérmenes del modernismo catalán.
Temporada 3
El origen del pazo de Pegullal, en la provincia de Pontevedra, se remonta al siglo XVI.
Los jardines de las Canteras de S'Hostal surgen de las excavaciones de marés que se realizan en el terreno desde hace más de dos siglos.
En el municipio de Arucas, existen dos frondosos jardines de gran riqueza botánica y arquitectónica, ligados a Gran Canaria desde mediados del siglo XIX: el Jardín de Gourié y el Jardín de la Marquesa de Arucas.
El parque de María Luisa, en Sevilla, recibe su nombre de la Duquesa de Montpensier, hermana de la Reina Isabel II.
Entre el río Guadalmedina y los Montes de Málaga, en los terrenos de una antigua explotación agrícola, existe hoy uno de los mejores ejemplos de jardín paisajista del siglo XIX en España.
A finales del siglo XIX, uno de los industriales más importantes de Gijón, Florencio Valdés, transformó su finca a orillas del río Peñafrancia en un pintoresco vergel en torno al agua.
La Belle Époque donostiarra dejó una importante huella en la ciudad y en sus jardines. Paseamos por los jardines de Miramar y el parque de Cristina Enea, dos ejemplos representativos de las fincas de la nobleza y alta burguesía de finales del siglo X
El Campo del Moro es el jardín histórico más singular de Madrid.
A finales del siglo XIX, Miguel Iscar, por aquel entonces alcalde de Valladolid, quiso transformar un terreno yermo de propiedad municipal, en un hermoso parque urbano.
A mediados del siglo XVI, el emperador Carlos V eligió el Monasterio de San Jerónimo de Yuste, en Cáceres, como lugar ideal para su retiro definitivo.
Los fértiles valles que rodean la ciudad de Segovia estuvieron tradicionalmente destinados a la creación de huertas. Con el paso del tiempo, algunas desaparecieron y otras se convirtieron en jardines.
Los jardines siempre son grandes protagonistas. El Carmen de los Mártires alberga una espléndida colección de jardines con una historia apasionante.
El Laberinto de Horta es el jardín conservado más antiguo de la ciudad de Barcelona. Fue creado a finales del siglo XVIII por Joan Antoni Desvalls.
Hubo un tiempo en que Córdoba fue la capital del Califato Omeya, el imperio más poderoso de occidente.
Los jardines de Monforte, en Valencia, fueron creados por Juan Bautista Romero a mediados del siglo XIX. Un pequeño tesoro, de estilo neoclásico e inspirado en las villas renacentistas italianas de la época.
El Bosque de Béjar, en la provincia de Salamanca, tiene siglos de historia que se reflejan en cada rincón de sus jardines.
Los jardines del Buen Retiro, en pleno corazón de Madrid, nacieron con vocación de lugar para el descanso y divertimento de la Corte. Los sucesivos monarcas de las Casas de Austria y Borbón dejaron en ellos su impronta y lo convirtieron en lo que es
Archivo